Central de Prensa

Notas, noticias y descubrimientos

agosto 2019

¿De qué se alimentaban los dinosaurios? Algo más que carnívoros, herbívoros y omnívoros

Los dientes actuales y fosilizados (especialmente abundantes en el registro fósil por su composición química y estructura) brindan mucha información acerca de la alimentación del animal, y por su forma general es posible discernir si se trata de un carnívoro, herbívoro u omnívoro.

¿Pero se puede obtener más información de los dientes y conocer en detalle de qué se alimentaba un dinosaurio de hace más de 65 millones de años?

La respuesta es ¡sí! Kevin Gomez (becario CONICET-MEF) estudia saurópodos, y en estos momentos está estudiando el microdesgaste de los dientes de un nuevo dinosaurio herbívoro de unos 180 millones de años encontrado en Chubut, con el objetivo de obtener más información acerca de la vegetación de la cual se alimentaba. “El microdesgaste, es decir las marcas en el diente producidas por su contacto con otras superficies (Por ejemplo: otro diente, hojas, ramas, arena, etc), posee ciertas características que brindan información sobre el tipo de alimentación de un animal. Según la forma, tamaño, orientación y proporciones entre microdesgastes observados en una faceta de un diente, podemos conocer si se alimentaba de manera selectiva o no, si lo hacía a la altura del suelo comiendo arbustos, o se alimentaba de vegetación media o alta en busca de hojas de árboles, y poder tener una idea sobre qué tipo de vegetación o especies de plantas formaban parte de su dieta”, explica Kevin.

Estas marcas de desgaste deben verse al microscopio, pero los fósiles no dejan atravesar la luz del instrumento óptico y es aquí donde hay que recurrir a una preparación técnica previa para poder estudiarlas. El Técnico del Mef, Mariano Caffa, fue el encargado de realizar los moldes y luego las réplicas de los dientes en resina transparente. Estas réplicas que copian en exactitud todos los detalles de la superficie de desgaste, son las que Kevin analiza bajo el microscopio.

Los dientes de este nuevo herbívoro se encuentran bajo estudio, así que tendremos que esperar un poco más para conocer detalles sobre su alimentación.

< Volver a prensa